Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Problemas en las trompas de Falopio y anomalías de la pelvis

Por

Robert W. Rebar

, MD, Western Michigan University Homer Stryker M.D. School of Medicine

Última revisión completa feb 2019
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

Las trompas de Falopio pueden estar obstruidas o dañadas, impidiendo que el espermatozoide alcance el óvulo o impidiendo que el óvulo o el óvulo fertilizado (cigoto) se desplace desde el ovario hasta el útero para implantarse. Las anomalías en la pelvis pueden impedir que el óvulo se adhiera a la mucosa uterina y pueden bloquear las trompas de Falopio.

Localización de los órganos reproductores femeninos

Localización de los órganos reproductores femeninos
  • Para identificar el problema los médicos pueden utilizar radiografías tomadas después de haber inyectado un agente de contraste radiopaco a través del cuello uterino, realizar una ecografía después de inyectar una solución salina en el interior del útero (histerosonografía) o bien visualizar los órganos a través de un tubo de visualización (laparoscopio) introducido por una pequeña incisión justo por debajo del ombligo.

  • A veces las trompas de Falopio se pueden ser reparar pero, por lo general, se recomienda la fertilización in vitro.

(Véase también Introducción a la esterilidad.)

Ovulación e implantación

Ovulación e implantación

Causas

Los problemas derivados de las trompas de Falopio son la consecuencia de trastornos que bloquean o dañan las trompas, incluyendo lo siguiente:

Las bacterias, como por ejemplo las que pueden provocar enfermedad inflamatoria pélvica, pueden entrar en la vagina durante las relaciones sexuales con una pareja que tenga una enfermedad de transmisión sexual. Las bacterias pueden propagarse desde la vagina para infectar el cuello del útero. A continuación, pueden ascender hacia el útero y, a veces, hasta las trompas de Falopio. Algunas bacterias como las clamidias pueden infectar las trompas de Falopio sin causar ningún síntoma. Estas infecciones pueden causar daños permanentes en las trompas de Falopio, el útero y el tejido circundante. Puede formarse tejido cicatricial y bloquear las trompas de Falopio.

Las anormalidades de la pelvis pueden bloquear las trompas o impedir que el óvulo se implante en el útero. Se incluyen los siguientes:

  • Anomalías congénitas del útero y de las trompas de Falopio

  • Miomas o pólipos en el útero

  • Bandas de tejido cicatricial (adherencias) que se forman entre estructuras que normalmente no están conectadas en el útero o la pelvis

Las adherencias en el útero generalmente son causadas por infecciones o lesiones durante una cirugía, generalmente de dilatación y legrado (D y L). Este trastorno se denomina síndrome de Asherman.

Diagnóstico

  • Histerosalpingografía

  • A veces, sonohisterografía, laparoscopia o histeroscopia

  • A veces, un análisis de sangre en busca de un anticuerpos contra las clamidias

Se realizan procedimientos para determinar si las trompas de Falopio están obstruidas. Entre estos procedimientos se incluyen la histerosalpingografía, la sonohisterografía, la laparoscopia y la histeroscopia. Durante la laparoscopia y la histeroscopia, el diagnóstico y el tratamiento a menudo se realizan al mismo tiempo.

Histerosalpingografía

La histerosalpingografía se utiliza con mayor frecuencia para comprobar si hay problemas en las trompas de Falopio.

se hacen radiografías tras inyectar una sustancia radiopaca por el cérvix (el cuello del útero). El contraste delimita o resalta el interior del útero y de las trompas de Falopio. Este procedimiento se realiza unos días después de finalizar el periodo menstrual.

La histerosalpingografía (o uterosalpingografía) permite detectar algunos trastornos estructurales que pueden obstruir las trompas de Falopio. Sin embargo, en un 15% de los casos, la histerosalpingografía indica que las trompas de Falopio están obstruidas cuando no es así, lo que se denomina un resultado falso positivo.

Después de una histerosalpingografía, la fertilidad en mujeres jóvenes parece mejorar ligeramente incluso aunque los resultados sean normales, quizá porque el procedimiento ensancha (dilata) temporalmente las trompas o las libera de moco. Los médicos pueden esperar a ver si las mujeres jóvenes quedan embarazadas tras este procedimiento, antes de realizar pruebas adicionales del funcionamiento de las trompas de Falopio.

Sonohisterografía

La sonohisterografía se usa a veces para detectar y/o evaluar con más profundidad los problemas de las trompas de Falopio y otras anomalías pélvicas.

Durante la ecografía se inyecta una solución salina en el interior del útero a través del cuello uterino para que el interior se distienda y las anomalías puedan verse más claramente. Si la solución fluye dentro de las trompas de Falopio, esto quiere decir que no están obstruidas.

La sonohisterografía es un procedimiento rápido y no requiere anestesia. Se considera más seguro que la histerosalpingografía porque no requiere radiación o la inyección de un medio de contraste. Sin embargo, no siempre es tan exacto.

Laparoscopia

Si hay evidencias que sugieran que las trompas de Falopio están obstruidas, o que la mujer puede tener endometriosis, se inserta en la cavidad pélvica un pequeño tubo de visualización, denominado laparoscopio, mediante una pequeña incisión justo por debajo del ombligo. Suele hacerse bajo anestesia general. La laparoscopia permite a los médicos visualizar directamente el útero, las trompas de Falopio y los ovarios.

Los instrumentos insertados a través del laparoscopio también pueden utilizarse para sacar o extirpar algún tejido anormal en la pelvis.

Histeroscopia

Si se detecta una anomalía dentro del útero, los médicos lo examinan con un tubo de visualización, denominado histeroscopio, que se inserta por la vagina y el cuello uterino hasta el interior del útero. Si se detectan adherencias, un pólipo o un pequeño fibroma, se utilizan instrumentos insertados a través del histeroscopio para sacar o extirpar el tejido anormal, con lo que las posibilidades de que la mujer quede embarazada aumentan.

Análisis de sangre

A veces, se realizan análisis de sangre para detectar anticuerpos contra clamidias. La presencia de anticuerpos indica infección previa por clamidias, lo que puede provocar infertilidad.

Tratamiento

  • Laparoscopia o histeroscopia para desalojar o eliminar cualquier tejido anómalo

  • Fertilización in vitro

El tratamiento de los trastornos de las trompas de Falopio o de los trastornos pelvicos depende de la causa. En ocasiones el tejido anómalo es desplazado o extirpado durante el diagnóstico (durante histeroscopia o laparoscopia). Si las anormalidades en el útero se corrigen durante la histeroscopia, la tasa de embarazo después de hacerlo es del 60 al 70%.

Existen intervenciones quirúrgicas para reparar una trompa de Falopio lesionada debido a un embarazo ectópico o a una infección. Sin embargo, después de estas operaciones, las posibilidades de un embarazo normal son pequeñas. Tanto antes de la intervención como una vez realizada, las posibilidades de un embarazo ectópico son más altas de lo normal. Por lo tanto, en su lugar se aconseja la fertilización in vitro.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Epidural
Video
Epidural
Cuando se cumplen aproximadamente 40 semanas de embarazo, la mujer comienza a experimentar...
Modelos 3D
Ver todo
Síndrome del ovario poliquístico
Modelo 3D
Síndrome del ovario poliquístico

REDES SOCIALES

ARRIBA