Manual Msd

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Generalidades sobre las enfermedades del pie y el tobillo

Por

Kendrick Alan Whitney

, DPM, Temple University School of Podiatric Medicine

Última modificación del contenido dic. 2019
Información: para pacientes
Recursos de temas

La mayoría de los problemas del pie se deben a alteraciones anatómicas o a una función anormal de estructuras articulares o extraarticulares (véase figura Huesos del pie). Con menor frecuencia, los problemas del pie pueden reflejar una afección sistémica (véase tabla Manifestaciones de enfermedades sistémicas en el pie).

Huesos del pie

Huesos del pie
Tabla
icon

Manifestaciones de enfermedades sistémicas en el pie

Signos o síntomas en el pie

Posible causa

Dolor con el reposo (pie elevado), aliviado por el apoyo del pie

Pie frío, rojo o cianótico

Isquemia arterial avanzada

Episodios de enrojecimiento, calor, dolor, y ardor en el pie

Eritromelalgia idiopática (más frecuente) o secundaria a diversas enfermedades (p. ej., enfermedades mieloproliferativas, que son raras)

Dolor de pie que agrava en segundos o en minutos, en particular en pacientes con fibrilación auricular; a menudo, el pie está frío

Oclusión arterial embólica

Cianosis de un dedo (síndrome del dedo azul)

Enfermedad tromboembólica debida a estenosis aortoilíaca, arritmia o embolia de colesterol (luego de cirugía de derivación de arteria cononaria o cateterismo)

Tratamiento con warfarina

Episodios de molestias, palidez y cianosis digital bilateral o unilateral

Cianosis bilateral indolora

Acrocianosis, cambio de coloración inducida por fármacos (p. ej., minociclina)

Edema bilateral

Disfunción renal, hepática o cardíaca, obstrucción venosa intraabdominal

Fármacos (p. ej., bloqueantes de los canales de calcio)

Edema unilateral

Obstrucción linfática

Edema firme sin fóvea del pie y la pierna

Edema firme no depresible con apariencia nodular sobre los maléolos

Mixedema pretibial

Edema con depósito de hemosiderina y decoloración marrón

Vasculitis de pequeños vasos recurrente o previa

Edema de pies y dedos, entumecimiento y dolor en el tobillo y talón (síndrome del túnel tarsiano)

Sinovitis seronegativa simétrica recidivante (rara)

Placas rojas y oscuras en el dorso con ampollas flácidas (eritema acral necrolítico)

Émbolos

Hinchazón y deformación aislada del dedo del pie (dactilitis o "dedos en salchicha") con dolor

Infección

Pie doloroso con parestesias

Neuropatía periférica (local o sistémica, p. ej., neuropatía diabética)

Isquemia

Dolor o parestesias en la pierna y el pie; dolor en el pie y la espalda al extender la pierna, que se alivia al flexionar la rodilla

Dolor, calor y enrojecimiento en dedos del pie, pie o tobillo

Fractura de estrés, incluyendo fracturas por fragilidad asociadas con osteoporosis o traumatismo repetitivo

Hinchazón de pies, enrojecimiento y calor, con poco o ningún dolor

Artropatía neurogénica (articulaciones de Charcot; en general sin dolor)

Dolor en la parte posterior del talón por debajo del borde del calzado durante la deambulación

Dolor a la palpación del tendón en el sitio de inserción (diagnóstico)

Exacerbación del dolor en el tendón con la dorsiflexión pasiva del tobillo

En personas con diabetes y enfermedad vascular periférica debe examinarse cuidadosamente el pie, evaluando la suficiencia vascular y la integridad neurológica por lo menos 2 veces por año. Debe enseñarse a realizar autoexamen del pie por lo menos 1 vez al día.

Los pies también son lugares frecuentes de callos e infecciones micóticas, bacterianas y virales.

Tabla
icon

Afecciones frecuentes del pie y el tobillo según su ubicación anatómica

Tobillo (anterolateral)

Cuerpo meniscoide

Neuralgia del nervio cutáneo dorsal intermedio

Tenosinovitis peronea

Tobillo (medial)

Protuberancia del pie

Dolor del nervio interdigital (p. ej., neuroma de Morton)

Talón (plantar)

Talón (posterior)

Entesopatía del tendón de Aquiles, tendinopatía por fluoroquinolonas

Talón (laterales)

Epifisitis del calcáneo(enfermedad de Sever)

Arco plantar (planta)

Síndrome de subluxación cuboidea

Esguince de la fascia plantar

Rotura del tendón tibial posterior con colapso del arco

Dedos

Dactilitis (dedo del pie doloroso edematizado debido a artritis inflamatoria)

Artrosis de la articulación metatarsofalángica

Tabla
icon

Trastornos asociados con dolor del talón según la localización

Localización del dolor

Trastorno asociado

Superficie plantar del talón

Fasciosis plantar (fascitis plantar, síndrome del espolón del calcáneo)

Márgen medial y lateral del talón

En niños, epifisitis del calcáneo (enfermedad de Sever)

Anterior al tendón de Aquiles en el espacio retromaleolar

Fractura del tubérculo talar posterolateral

Posterior al tendón de Aquiles

Nódulos del tendón

Inserción en el calcáneo o cuerpo del tendón calcáneo

Desgarro del tendón (debido a un traumatismo o asociado con el uso de fluoroquinolona–véase Desgarros del tendón calcáneo)

Consideraciones para el uso de corticoides inyectables

Las inyecciones de corticoides deben utilizarse con precaución para evitar efectos adversos. Los corticosteroides inyectables deben reservarse para inflamación (como en el caso de gota o artritis reumatoide), que no se observa en la mayoría de los trastornos del pie. Dado que el tarso, el tobillo, el espacio retrocalcáneo y el dorso de los dedos tienen poca cantidad de tejido conjuntivo entre la piel y el hueso, la inyección de corticoides insolubles dentro de estas estructuras puede producir despigmentación, atrofia o ulceración, en especial en pacientes mayores con enfermedad arterial periférica.

La inyección profunda de corticoides insolubles es segura (p. ej., en la almohadilla del talón, canal del tarso o espacio intermetatarsiano). Debe inmovilizarse el pie durante unos días luego de la inyección en las vainas tendinosas. Una resistencia inusual a la inyección sugiere que se ha inyectado dentro del tendón. Debe evitarse la inyección repetida en un tendón, pues esto puede debilitarlo (desgarro parcial) y predisponer a una rotura.

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Cómo examinar el cuello
Video
Cómo examinar el cuello
Modelos 3D
Ver todo
Sistema musculoesquelético de la rodilla
Modelo 3D
Sistema musculoesquelético de la rodilla

REDES SOCIALES

ARRIBA