Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Ajo

Por

Laura Shane-McWhorter

, PharmD, University of Utah College of Pharmacy

Última revisión completa feb. 2019
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

Desde hace mucho tiempo se viene utilizando el ajo en la cocina y en medicina. Cuando se corta o se pica el bulbo del ajo, se libera un subproducto aminoácido llamado alicina. La alicina es responsable del fuerte olor del ajo y de sus propiedades medicinales.

Los ingredientes activos se destruyen cuando se tritura el ajo, por tanto la cantidad de ingrediente activo en las diversas formas de ajo es muy variable. El extracto de ajo madurado, compuesto por ajo que se deja madurar durante 20 meses como mínimo, contiene compuestos activos más estables que la mayoría de las formas. El consumo de complementos de ajo en esta forma parece proporcionar los mayores beneficios para la salud con los menores efectos adversos.

Indicaciones medicinales

El ajo disminuye la agregación celular que contribuye a detener la hemorragia al formar coágulos (plaquetas). Dado que detiene la reproducción de microorganismos (como las bacterias), puede utilizarse como antiséptico y antibacteriano. En grandes dosis, el ajo puede reducir la presión arterial sistólica. El efecto del ajo sobre la reducción del colesterol ha sido un tema controvertido, pero los estudios han demostrado que reduce las concentraciones de colesterol total y de lipoproteína de baja densidad (LDL), el colesterol malo. La afirmación de que el ajo ayuda a prevenir el cáncer cuenta con poco respaldo científico. El ajo puede disminuir las concentraciones de azúcar en sangre en ayunas.

La mayoría de los estudios han utilizado extractos de ajo madurado. Las preparaciones formuladas especialmente para suprimir en lo posible el olor a ajo pueden resultar inactivas y requieren ser analizadas.

Posibles efectos secundarios

El ajo no tiene otros efectos nocivos que hacer que el aliento, el cuerpo y la leche materna huelan a ajo. Sin embargo, el consumo de grandes cantidades puede causar náuseas y ardor en la boca, el esófago y el estómago.

Posibles interacciones farmacológicas

El ajo puede interaccionar con los medicamentos que previenen los coágulos de sangre (como warfarina y acenocumarol), incrementando el riesgo de hemorragia. Por tanto, el ajo no se debe comer o tomar como complemento una semana previa a una intervención quirúrgica o antes de un procedimiento dental. El ajo puede interactuar con los medicamentos utilizados para tratar las infecciones causadas por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), disminuyendo su eficacia; además, también puede interactuar con medicamentos que reducen las concentraciones de azúcar en sangre, causando descensos excesivos en dichas concentraciones.

Más información

  • NIH National Center for Complementary and Integrative Health: Garlic

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Radiografía
Video
Radiografía
La tecnología de rayos X utiliza rayos de alta energía que pueden atravesar ciertos tejidos...
Presión en el oído
Video
Presión en el oído
El oído se puede dividir en tres secciones: el oído externo, el oído medio y el oído interno...

REDES SOCIALES

ARRIBA