Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Intolerancia hereditaria a la fructosa

Por

Matt Demczko

, MD, Sidney Kimmel Medical College of Thomas Jefferson University

Última revisión completa abr. 2020
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

La intolerancia a la fructosa hereditaria es un trastorno del metabolismo de los carbohidratos que está causado por la falta de la enzima necesaria para metabolizar la fructosa. Una cantidad muy pequeña de fructosa provoca niveles bajos de glucosa en la sangre, lo que puede derivar en lesión renal y hepática. Los trastornos de intolerancia a la fructosa tienen lugar cuando los progenitores transmiten el gen defectuoso que causa estos trastornos a sus hijos.

  • La intolerancia hereditaria a la fructosa está causada por la falta de una enzima necesaria para descomponer la fructosa.

  • Los síntomas característicos consisten en concentración baja de azúcar, sudoración, confusión y daño renal.

  • El diagnóstico se realiza mediante el análisis de una muestra de tejido hepático.

  • El tratamiento consiste en evitar la fructosa en la dieta y, cuando sea necesario, tomar comprimidos de glucosa.

La fructosa es un azúcar presente en el azúcar de mesa (sacarosa), la miel y muchas frutas. La fructosa también está presente en el sorbitol (un sustituto del azúcar).

Los niños que sufren uno de estos trastornos carecen de una de las enzimas necesarias para descomponer (metabolizar) la fructosa. En consecuencia, un subproducto de la fructosa se acumula en el organismo y bloquea la formación de glucógeno y su conversión en glucosa para ser utilizada como energía.

Existen diferentes tipos de trastornos hereditarios. En la intolerancia hereditaria a la fructosa, ambos progenitores del niño afectado portan una copia del gen anormal. Debido a que, normalmente, son necesarias dos copias del gen anómalo para que se produzca el trastorno, por lo general ninguno de los progenitores lo sufre. (Véase también Introducción a los trastornos metabólicos hereditarios.)

Síntomas

La ingestión de cantidades muy pequeñas de fructosa o sacarosa provoca niveles bajos de azúcar en sangre (hipoglucemia), con sudor, confusión y, a veces, convulsiones y coma. Los niños afectados que continúan ingeriendo alimentos que contienen fructosa desarrollan lesiones hepáticas y renales, dando como resultado ictericia, vómitos, deterioro mental, convulsiones y muerte.

Los síntomas crónicos consisten en nutrición deficiente, imposibilidad de ganar peso, síntomas digestivos, insuficiencia hepática y lesiones renales. En la mayor parte de las diferentes formas de la enfermedad, el diagnóstico temprano y las restricciones dietéticas realizadas desde la infancia ayudan a evitar los problemas más graves.

La carencia de fructoquinasa, que es un tipo de intolerancia hereditaria a la fructosa, no causa ningún síntoma.

Diagnóstico

  • Análisis de una muestra hepática

Los médicos basan el diagnóstico de intolerancia hereditaria a la fructosa en los síntomas de la persona después de consumir fructosa y en un análisis químico de una muestra de tejido hepático. El análisis ayuda a los médicos a determinar que falta la enzima.

Las personas que pueden portar el gen que causa este trastorno pueden someterse a análisis de sangre para determinar si son portadores. Los portadores son las personas que tienen un gen alterado, pero que no presentan síntoma ni evidencia visible de la enfermedad.

Tratamiento

  • Eliminación de la fructosa, la sacarosa y el sorbitol de la dieta

  • Para la hipoglucemia, glucosa

El tratamiento de la intolerancia a la fructosa hereditaria consiste en excluir la fructosa (generalmente presente en frutas dulces), la sacarosa y el sorbitol de la dieta.

Las crisis graves de hipoglucemia se alivian con glucosa administrada por vía intravenosa. Las crisis más leves se tratan con comprimidos de glucosa, que las personas con intolerancia hereditaria a la fructosa siempre deben llevar consigo.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

También de interés

Videos

Ver todo
Introducción al riñón de herradura
Video
Introducción al riñón de herradura
Modelos 3D
Ver todo
Fibrosis quística en los pulmones
Modelo 3D
Fibrosis quística en los pulmones

REDES SOCIALES

ARRIBA