Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Infecciones nosocomiales (intrahospitalarias o contraídas en el hospital) en recién nacidos

Por

Brenda L. Tesini

, MD, University of Rochester School of Medicine and Dentistry

Última revisión completa nov. 2018
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

Las infecciones intrahospitalarias contraídas por los recién nacidos son infecciones que se desarrollan después de que los recién nacidos hayan sido ingresados en el pabellón de neonatos. Estas infecciones no provienen de la madre cuando el bebé está en el útero y no ocurren en el momento del parto.

  • Estas infecciones pueden estar causadas por bacterias, virus u hongos.

  • Los síntomas son variables, pero pueden incluir vómitos, fiebre y una erupción.

  • El diagnóstico se basa habitualmente en la exploración clínica.

  • Varias medidas, como el lavado de manos, pueden ayudar a prevenir el contagio de infecciones.

  • El tratamiento de las infecciones se basa en cuál sea su causa.

Algunas infecciones se contraen después del ingreso en el pabellón de neonatos en lugar de contraerse a través de la madre en el útero o durante el parto. Algunas veces no está claro si la fuente es la madre o el entorno hospitalario. Las infecciones contraídas en el hospital son problemáticas mayoritariamente en los recién nacidos que tienen que permanecer en el hospital durante mucho tiempo, por ejemplo, recién nacidos prematuros, y los recién nacidos a término que sufren trastornos médicos graves.

Las infecciones más frecuentes contraídas en el hospital son la neumonía (infección pulmonar) y las infecciones sanguíneas (bacteriemia) consecuencia de catéteres intravenosos.

En recién nacidos a término, la infección más frecuente contraída en el hospital es una infección de la piel causada por la bacteria Staphylococcus aureus. A menudo, las infecciones no se notan hasta que el recién nacido está en su hogar.

En lactantes de muy bajo peso al nacer, la mayoría de las infecciones contraídas en el hospital también están causadas por estafilococos. Sin embargo, otras bacterias y hongos también son causas. Cuanto menor es el peso al nacer, mayor es el riesgo de infección, especialmente en los recién nacidos que necesitan un respirador o la colocación de una vía durante un período prolongado. Cuánto más tiempo pasan los recién nacidos en pabellones de cuidados especiales neonatales o en unidades de cuidados intensivos neonatales (UCIN) y cuántos más procedimientos se les aplican, mayor será su probabilidad de infección.

Síntomas

Los síntomas de infección en los recién nacidos tienden a ser inespecíficos. Por ejemplo, los recién nacidos pueden presentar vómitos o mala alimentación, aumento del sueño o letargo, fiebre o baja temperatura, respiración acelerada, erupciones, diarrea o abdomen inflamado. Muchas infecciones contraídas antes del nacimiento pueden causar o estar acompañadas de varios síntomas o anomalías.

Diagnóstico

  • Otras pruebas

La sospecha de infección contraída en el hospital se basa en un reconocimiento médico.

Luego, los médicos pueden analizar muestras de sangre, orina y líquido cefalorraquídeo para determinar dónde está la infección y qué microorganismo la está causando.

Prevención

Las medidas generales adoptadas por el personal del hospital para prevenir las infecciones nosocomiales son:

  • Medidas para reducir la propagación de Staphylococcus aureus

  • Prevención de la propagación e infección en pabellones de cuidados especiales neonatales y unidades de cuidados intensivos neonatales (UCIN)

  • Lavado de manos minucioso

  • Monitoreo de la infección en el hospital

  • A veces antibióticos

Para reducir el contagio de la infección durante un brote de enfermedad en el hospital, los médicos pueden aplicar ungüentos antibióticos al cordón umbilical, las fosas nasales y el lugar de la circuncisión del recién nacido.

Para reducir el contagio de la infección en los pabellones de cuidados especiales neonatales y las unidades de cuidados intensivos neonatales (UCIN), los miembros del personal del hospital se aseguran de que haya suficiente espacio entre los recién nacidos que están en incubadoras o en calentadores radiantes. También tienen cuidado de limpiar, desinfectar o esterilizar meticulosamente el equipo y usar catéteres intravenosos y respiradores durante el menor tiempo posible.

El personal hospitalario, los progenitores y los cuidadores pueden contribuir a evitar la propagación de estas infecciones hospitalarias lavándose siempre minuciosamente las manos con agua y jabón o con un desinfectante antibacteriano para manos.

Mientras están en el hospital, los recién nacidos son monitoreados cuidadosamente para detectar cualquier signo de infección.

Si los médicos determinan que una infección se está propagando a través del pabellón neonatal, pueden administrar ciertos antibióticos a los recién nacidos que aún no están infectados. Esta medida preventiva se denomina profilaxis.

Tratamiento

  • Depende del microorganismo

El tratamiento de las infecciones intrahospitalarias (infecciones contraídas en el hospital o infecciones nosocomiales) depende del microorganismo específico causante de la infección.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Síndrome de aspiración meconial
Video
Síndrome de aspiración meconial
Durante el embarazo, el tubo digestivo del feto está recubierto por un material fecal de color...
Modelos 3D
Ver todo
Cifosis
Modelo 3D
Cifosis

REDES SOCIALES

ARRIBA