Manual Msd

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Intubación nasogástrica o intestinal

Por

Jonathan Gotfried

, MD, Lewis Katz School of Medicine at Temple University

Última modificación del contenido jun. 2019
Información: para pacientes

La intubación nasogástrica o intestinal se realiza para descomprimir el estómago y el intestino. Se utiliza para tratar la atonía gástrica, el íleo o la obstrucción, eliminar toxinas ingeridas, administrar antídotos (p. ej., carbón activado), obtener una muestra de contenido gástrico para análisis (volumen, contenido de ácido, sangre) y aportar nutrientes.

Las contraindicaciones a la intubación nasogástrica incluyen

  • Obstrucción nasofaríngea o esofágica

  • Traumatismo maxilofacial grave

  • Anormalidades de coagulación no corregidas

Antes se consideraba que las várices esofágicas eran una contraindicación, pero no hay evidencia de efectos adversos.

Hay varios tipos de sondas. Para la descompresión o el análisis gástricos y rara vez para la alimentación a corto plazo, se utiliza una sonda de Levin o de Salem. Se emplean distintas sondas intestinales largas, delgadas, para alimentación enteral a largo plazo.

Para la intubación, el paciente se sienta erguido o, si no puede, permanece en decúbito lateral izquierdo. Se rocía un anestésico tópico en la nariz y la faringe para ayudar a reducir las molestias. Con la cabeza del paciente parcialmente flexionada, se introduce la sonda lubricada por las narinas, y se la dirige hacia atrás y después hacia abajo para seguir la dirección de la nasofaringe. Cuando la punta alcanza la pared posterior de la faringe, el paciente debe beber agua de a sorbos por un sorbete. La tos violenta con flujo de aire a través de la sonda durante la respiración indica que la sonda está mal colocada en la tráquea. La aspiración de jugo gástrico verifica el ingreso en el estómago. La posición de sondas de mayor calibre puede confirmarse instilando de 20 a 30 mL de aire y auscultando con el estetoscopio la región subcostal izquierda para escuchar el sonido del aire al ingresar en el estómago.

Algunas sondas alimentarias intestinales más pequeñas y más flexibles requieren el uso de alambres o guías más rígidas para su colocación. Por lo general, estas sondas deben colocarse con asistencia radioscópica o endoscópica para atravesar el píloro.

Las complicaciones de la intubación son raras y consisten en traumatismos nasofaríngeos, con hemorragia o sin ella, aspiración pulmonar, hemorragia o perforación traumática esofágica o gástrica y (muy rara vez) penetración intracraneal o mediastínica.

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Cómo hacer una hemorroidectomía
Video
Cómo hacer una hemorroidectomía
Modelos 3D
Ver todo
Isquemia mesentérica: suministro de sangre intestinal
Modelo 3D
Isquemia mesentérica: suministro de sangre intestinal

REDES SOCIALES

ARRIBA