Manual Msd

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Aceite de pescado

Por

Laura Shane-McWhorter

, PharmD,

  • University of Utah College of Pharmacy

Última modificación del contenido oct. 2018
Información: para pacientes

El aceite de pescado puede consumirse a través de la ingestión de pescado, extraerse directamente o concentrarse e indicarse en forma de cápsulas. Los principios activos son los ácidos grasos omega-3 (ácido eicosapentaenóico [EPA] y ácido docosahexaenoico [DHA]). Recientemente, se desarrollaron cepas de levadura mediante ingeniería genética que naturalmente pueden producir cantidades sustanciales de estos aceites y se están convirtiendo en otra fuente (1). Las dietas occidentales suelen tener bajo contenido de ácidos grasos omega-3. (Otras fuentes dietéticas de ácidos grasos omega-3 diferentes del pescado son las nueces y el aceite de linaza).

Acciones

El aceite de pescado se utiliza para la prevención y el tratamiento de la enfermedad cardiovascular aterosclerótica, en forma específica mediante el descenso del nivel de triglicéridos. Es probable que los mecanismos sean múltiples, pero se desconocen. Se sospechan beneficios para la prevención primaria de la enfermedad cardiovascular aterosclerótica, la reducción de los niveles de colesterol, el tratamiento de la artritis reumatoide, la reducción de la presión arterial, y la prevención de la nefrotoxicidad por ciclosporina, pero aún no se han confirmado.

Evidencia

Anteriormente, la evidencia indicaba que ácido eicosapentaenoico/ácido docosahexaenoico (en varias combinaciones) 800 a 1.500 mg/día reduce el riesgo de infarto de miocardio y muerte por arritmias en pacientes que tienen coronariopatía preexistente y están tomando fármacos convencionales (2). El ácido eicosapentaenoico/ácido docosahexaenoico (EPA/DHA) también reduce los triglicéridos.

Una revisión actualizada de 2016 verificó pruebas sólidas que avalan un efecto reductor de los triglicéridos dependiente de la dosis. Sin embargo, se obtuvo evidencia de calidad moderada que reveló un menor riesgo de muerte por causa cardiovascular y de eventos cardiovasculares adversos importantes, y evidencia de baja calidad que indicó que las dosis más altas se asociaron con un menor riesgo de enfermedad coronaria e insuficiencia cardíaca. No se observó un efecto hipotensor (3).

Un metanálisis de 2018 de 10 estudios (77.917 participantes) observó que el suplemento durante 4,4 años no disminuyó las tasas de enfermedad coronaria (letal o no letal) u otros eventos vasculares importantes (4).

Efectos adversos

Puede haber eructos con olor a pescado, náuseas y diarrea. El riesgo de hemorragia aumenta con la relación ácido eicosapentaenoico/ácido docosahexaenoico > 3 g/día. Las preocupaciones sobre la contaminación por mercurio no se han fundamentado en pruebas de laboratorio. Aun así, las embarazadas o las que amamantan no deben tomar suplementos de ácidos grasos omega-3 extraídos de pescados y deben limitar el consumo de ciertos tipos y cantidades de pescados debido al riesgo potencial de contaminación por mercurio.

Interacciones medicamentosas

El aceite de pescado está contraindicado en pacientes que reciben antihipertensivos, ya que puede disminuir la presión arterial más que lo fisiológicamente deseado. La ingestión de aceite de pescado puede aumentar el efecto anticoagulante de la warfarina, por lo tanto, los pacientes que toman warfarina deben evitar el aceite de pescado (5).

Referencias del aceite de pescado

  • Xue Z, Sharpe PL, Hong SP, et al: Production of omega-3 eicosapentaenoic acid by metabolic engineering of Yarrowia lipolytica. Nat Biotechnol 31(8):734-740, 2013. doi: 10.1038/nbt.2622.

  • Agency for Healthcare Research and Quality: Effects of Omega-3 Fatty Acids on Lipids and Glycemic Control in Type II Diabetes and the Metabolic Syndrome and on Inflammatory Bowel Disease, Rheumatoid Arthritis, Renal Disease, Systemic Lupus Erythematosus, and Osteoporosis. AHRQ Publication No. 04-E012-1; 2004.

  • Agency for Healthcare Research and Quality: Omega-3 fatty acids and cardiovascular disease: an updated systematic review. AHRQ Publication No. 16-E002-F; 2016.

  • Aung T, Halsey J, Kromhout D, et al: Associations of omega-3 fatty acid supplement use with cardiovascular disease risks. Meta analysis of 10 trials involving 77917 individuals. JAMA Cardiol 1;3(3):225-234. 2018. doi: 10.1001/jamacardio.2017.5205.

  • Buckley MS, Goff AD, Knapp WE, et al: Fish oil interaction with warfarin. Ann Pharmacother 38(1):50-2, 2004. doi: 10.1345/aph.1D007.

Más información

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

REDES SOCIALES

ARRIBA