Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Conducto arterioso persistente

Por

Jeanne Marie Baffa

, MD, Sidney Kimmel Medical College at Thomas Jefferson University

Última revisión completa mar. 2019
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

En el conducto arterioso persistente, el vaso sanguíneo que conecta la arteria pulmonar y la aorta (conducto arterial) no se cierra como lo hace normalmente nada más nacer.

  • El conducto arterioso persistente es un defecto cardíaco congénito que se produce cuando el canal normal situado entre la arteria pulmonar y la aorta en el feto no se cierra al nacer.

  • A menudo no hay síntomas, y el diagnóstico se sospecha basándose en un soplo cardíaco que el médico ausculta con un estetoscopio.

  • Los recién nacidos prematuros son especialmente propensos a presentar conducto arterioso persistente. Son más proclives a presentar síntomas, como la dificultad para respirar (especialmente cuando se alimentan)

  • El tratamiento con ibuprofeno o indometacina a menudo ayuda a cerrar el conducto arterioso persistente, especialmente en los bebés prematuros. Si los fármacos no son eficaces, puede llevarse a cabo una intervención quirúrgica.

  • En los recién nacidos a término es menos probable que el tratamiento con fármacos tenga éxito, especialmente porque estos lactantes suelen ser un poco mayores cuando se establece el diagnóstico de conducto arterioso persistente. El tratamiento quirúrgico se suele retrasar a menos que presenten síntomas, porque en estos lactantes el conducto arterioso persistente frecuentemente se cierra por sí solo.

El conducto arterioso es un vaso sanguíneo que conecta las dos grandes arterias que salen del corazón, la arteria pulmonar y la arteria aorta (véase Circulación fetal normal). El conducto es un cortocircuito que permite que la sangre evite los pulmones (que aún no funcionan) del feto al viajar desde la arteria pulmonar a la aorta y al resto del cuerpo. En el feto, dado que la sangre que llega al corazón ya ha recibido oxígeno de la placenta, tanto la sangre venosa como la sangre arterial contienen oxígeno, así que la mezcla de sangre arterial y venosa no repercute en la cantidad de oxígeno que se bombea al cuerpo. Esto cambia inmediatamente después del nacimiento. Cuando se corta el cordón umbilical, la placenta (y por lo tanto la circulación materna) ya no está conectada a la circulación del recién nacido y todo el oxígeno que le llega viene a través de los pulmones. Por lo tanto, el conducto arterioso ya no es necesario y por lo general se cierra durante los primeros días de vida. En el útero y durante los primeros días de vida, el conducto está abierto. En el conducto arterioso persistente (persistente es un término médico que significa abierto), el conducto permanece abierto. Cuando el conducto permanece abierto después del nacimiento, el sentido de la circulación a través del conducto se invierte y aparece un cortocircuito de izquierda a derecha. Esto significa que algo de sangre de la aorta que ya ha recogido el oxígeno de los pulmones regresa a la arteria pulmonar a través del conducto, lo que ocasiona un flujo sanguíneo adicional en los pulmones.

Un conducto arterioso persistente que es moderado o grande también causará presión arterial elevada en los pulmones, lo que puede dañar los vasos sanguíneos de los pulmones. Un conducto arterioso persistente aumenta el riesgo de desarrollar una infección cardíaca grave llamada endocarditis.

Conducto arterioso persistente: defecto de cierre

El conducto arterioso es un vaso sanguíneo que conecta la arteria pulmonar y la aorta. En el feto, permite que la sangre no pase por los pulmones. El feto no respira aire y, por eso, la sangre no necesita pasar por los pulmones para ser oxigenada. Después del nacimiento, la sangre necesita ser oxigenada en los pulmones y normalmente el conducto arterioso se cierra rápidamente, generalmente en el periodo entre unos días y 2 semanas.

En el conducto arterioso persistente, esta conexión no se cierra, lo que permite que algo de sangre oxigenada destinada al cuerpo retorne a los pulmones. Como resultado, los vasos sanguíneos en los pulmones se sobrecargan y el cuerpo no recibe bastante sangre oxigenada.

Conducto arterioso persistente: defecto de cierre

Síntomas

Un conducto arterioso persistente (CAP) pequeño a menudo no causa ningún síntoma. Cuando un conducto arterioso persistente es mayor, puede causar una respiración rápida o dificultosa, especialmente en los lactantes prematuros con pulmones inmaduros. La presión arterial puede ser baja. Algunos lactantes tienen dificultad para alimentarse y falta de crecimiento.

Diagnóstico

  • Ecocardiografía

Los doctores sospechan a menudo un conducto persistente si escuchan un cierto tipo de soplo cardíaco mientras auscultan con un estetoscopio. Un soplo cardíaco es un sonido generado por la circulación de un flujo sanguíneo turbulento a través de válvulas cardíacas estrechadas o con fugas o a través de estructuras cardíacas anormales. En niños mayores, el soplo se describe como el sonido de una lavadora. En los lactantes prematuros, el soplo cardíaco puede ser menos definido.

La ecocardiografía (ecografía del corazón) confirma el diagnóstico.

Se suelen realizar una electrocardiografía (ECG) y una radiografía de tórax. Pueden ser normales o mostrar un corazón agrandado.

Tratamiento

  • Fármacos para ayudar a cerrar el conducto

  • A veces, un tapón u otro dispositivo especializado insertado a través de un catéter, o cirugía

Para cerrar un conducto arterioso persistente se administra indometacina o ibuprofeno. Estos fármacos son más eficaces si se administran durante los 10 primeros días después del nacimiento y es más eficaz en los recién nacidos prematuros que en los recién nacidos a término. Se pueden administrar varias dosis. Si el conducto arterioso persistente no se cierra después de varias dosis, se puede practicar cirugía si existen signos de que está dañando los pulmones y el corazón.

En los recién nacidos a término y los lactantes que no presentan síntomas, los médicos pueden dar tiempo para que el conducto arterioso persistente se cierre por sí solo antes de sugerir un tratamiento.

Si un conducto arterioso persistente está todavía abierto en el momento en que el lactante cumple 1 año de edad, es muy poco probable que se cierre por sí solo. En ese momento, los médicos suelen recomendar un procedimiento para cerrar el conducto arterioso persistente con el objeto de eliminar el riesgo de endocarditis.

En la mayoría de los casos, los médicos cierran el conducto arterioso persistente mediante la inserción de un pequeño dispositivo o bobina durante el cateterismo cardíaco. Durante este procedimiento, el dispositivo de cierre está unido al extremo de un tubo largo y delgado (catéter). El catéter se inserta en la gran vena en la parte superior de la pierna del niño. El catéter es cuidadosamente empujado hacia arriba a través del vaso sanguíneo hasta que llega al corazón y luego avanza un poco más hasta que la punta con el dispositivo se sitúa en el conducto. Cuando el dispositivo está en la ubicación correcta, se extiende para cerrar el conducto.

Algunas veces, en especial cuando el conducto es inusualmente grande, los médicos intervienen quirúrgicamente para cerrar el conducto.

Algunos niños necesitan tomar antibióticos antes de las visitas al dentista y antes de someterse a determinadas cirugías (como las intervenciones en el aparato respiratorio). Estos antibióticos se utilizan para prevenir infecciones cardíacas graves denominadas endocarditis.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Introducción al riñón de herradura
Video
Introducción al riñón de herradura
Modelos 3D
Ver todo
Fibrosis quística en los pulmones
Modelo 3D
Fibrosis quística en los pulmones

REDES SOCIALES

ARRIBA