Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Incompatibilidad de Rh

(Eritroblastosis fetal)

Por

Antonette T. Dulay

, MD, Main Line Health System

Última revisión completa ago. 2019
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Datos clave
Recursos de temas

La incompatibilidad de Rh aparece cuando la madre tiene sangre Rh negativa y el feto tiene sangre Rh positiva.

  • La incompatibilidad de Rh puede producir la destrucción de los glóbulos rojos (eritrocitos) del feto, causando a veces una anemia que puede ser grave.

  • El feto se controla periódicamente en busca de signos de anemia.

  • Si se sospecha la anemia, el feto recibe transfusiones sanguíneas.

  • Para prevenir problemas en el feto, los médicos administran a las mujeres con sangre Rh negativa inyecciones de anticuerpos anti Rh alrededor de las 28 semanas de gestación, tras un episodio de sangrado importante, tras el parto y después de ciertos procedimientos.

Las complicaciones del embarazo, como la incompatibilidad de Rh, son problemas que aparecen solo durante el embarazo. Pueden afectar a la mujer, al feto o a ambos y presentarse en diferentes momentos del embarazo. Sin embargo, la mayor parte de las complicaciones del embarazo se pueden tratar con buenos resultados.

El feto de una mujer con sangre Rh negativa puede tener sangre Rh positiva si el padre tiene sangre Rh positiva. El porcentaje de personas que tienen sangre Rh negativa es pequeño y varía según la etnia:

  • Población de ascendencia caucásica de América del norte y Europa: alrededor del 15%

  • Afroamericanos: alrededor del 8%

  • Personas de ascendencia china: alrededor del 0,3%

  • Personas de ascendencia hindú: alrededor del 5%

¿Sabías que...?

  • La incompatibilidad Rh no causa problemas en el primer embarazo.

El factor Rh es una molécula en la superficie de los glóbulos rojos de algunas personas. La sangre es Rh positiva si los eritrocitos tienen el factor Rh, y Rh negativa si no lo tienen. Los problemas pueden producirse si la sangre del feto es Rh positiva y penetra en la sangre de la madre. El sistema inmunitario de la madre puede reconocer los glóbulos rojos del feto como extraños y producir anticuerpos, denominados anticuerpos Rh, para destruir los glóbulos rojos Rh positivos. La producción de estos anticuerpos se denomina sensibilización al Rh. (Los anticuerpos son proteínas producidas por el sistema inmunológico para ayudar al organismo a defenderse de sustancias extrañas.)

En mujeres con factor Rh negativo, la sensibilización puede ocurrir en cualquier momento durante el embarazo. Sin embargo, el momento más probable es el del parto. Cuando se produce la sensibilización por primera vez durante el embarazo, es probable que el feto o el recién nacido no se vean afectados. Una vez que las mujeres están sensibilizadas, los problemas son más probables con cada embarazo posterior si la sangre del feto sea Rh positiva. En cada embarazo que tiene lugar después de la sensibilización, las mujeres producen anticuerpos anti Rh con más antelación y en mayor cantidad.

Si los anticuerpos Rh atraviesan la placenta hasta el feto, pueden destruir parte de sus glóbulos rojos. Si los glóbulos rojos se destruyen más deprisa de lo que el feto produce los nuevos, puede sufrir anemia. Esta destrucción es la enfermedad hemolítica del feto (eritroblastosis fetal) o del recién nacido (eritroblastosis neonatal).

Cuando se destruyen los glóbulos rojos (eritrocitos), se produce un pigmento amarillo llamado bilirrubina. Cuando se destruyen muchos glóbulos rojos, la bilirrubina se puede acumular dentro de la piel y otros tejidos. Como resultado, la piel y la parte blanca de los ojos del recién nacido pueden aparecer de color amarillo (ictericia). En los casos graves, el cerebro puede dañarse (lo que se conoce como kernícterus, encefalopatía bilirrubínica o ictericia nuclear), y una anemia grave puede causar la muerte del feto. Puede producirse un aborto espontáneo.

De vez en cuando, hay otras moléculas en los glóbulos rojos de la mujer que son incompatibles con las del feto. Esta incompatibilidad puede causar problemas similares a los de la incompatibilidad Rh.

Diagnóstico

  • Análisis de sangre

  • Si la sangre de la mujer contiene anticuerpos Rh, ultrasonografía Doppler

En su primera visita al médico durante un embarazo, se somete a las mujeres a una revisión para determinar si tienen sangre Rh positiva o Rh negativa. Cuando tienen sangre Rh negativa, se verifica si existen anticuerpos Rh.

Los médicos suelen evaluar el riesgo de que la madre se sensibilice al factor Rh de la manera siguiente:

  • Si el padre es conocido y está disponible para las pruebas, se determina su tipo de sangre.

  • Si el padre no está disponible para las pruebas o si se hizo la prueba y tiene sangre Rh positiva, se puede llevar a cabo un análisis de sangre llamado prueba de ácido nucleico fetal (ADN) sin células para determinar si el feto tiene sangre Rh positiva. En esta prueba, el médico analiza pequeños fragmentos de ADN del feto, que están presentes en la sangre de la mujer embarazada en pequeñas cantidades (por regla general tras la semana 10 a 11 de gestación).

Una vez determinado el riesgo de sensibilización al factor Rh, los médicos pueden medir la concentración de anticuerpos Rh en la sangre de la madre. Si dicha concentración alcanza determinado nivel, el riesgo de anemia en el feto aumenta. En estos casos, puede realizarse una ecografía Doppler de forma periódica para evaluar el flujo sanguíneo en el cerebro del feto; si este es anómalo, el feto puede tener anemia.

Prevención

Como medida de precaución, a las mujeres que tienen sangre Rh negativa se les administra una inyección de anticuerpos Rh en cada uno de los momentos siguientes:

  • A las 28 semanas de embarazo

  • Dentro de las 72 horas posteriores al parto de un bebé que tiene sangre Rh-positiva, incluso después de un aborto espontáneo o un aborto voluntario

  • Después de cualquier tipo de sangrado vaginal durante el embarazo

  • Después de una amniocentesis o de una biopsia de vellosidades coriónicas

Los anticuerpos administrados se denominan inmunoglobulina Rh0 (D). Este tratamiento funciona haciendo que el sistema inmunitario de la mujer sea menos capaz de reconocer el factor Rh en los glóbulos rojos (eritrocitos) de la sangre del bebé, que pueden haber entrado en el torrente sanguíneo de la mujer. Por lo tanto, el sistema inmunitario de la mujer no crea anticuerpos contra el factor Rh. Tal tratamiento reduce el riesgo de que los glóbulos rojos del feto sean destruidos en embarazos posteriores de aproximadamente el 12 al 13% (sin tratamiento) a alrededor de 0,1%.

Tratamiento

  • Para la anemia fetal, transfusiones de sangre

  • Algunas veces se adelanta el parto a las 32 a 35 semanas

Si la sangre del feto es Rh negativa o si los resultados de las pruebas continúan indicando que el feto no tiene anemia, el embarazo puede continuar a término sin ningún tratamiento.

Si se diagnostica anemia en el feto, se le practica una transfusión de sangre antes del nacimiento por parte de un especialista en un centro especializado en embarazos de alto riesgo. Muy a menudo, la transfusión se administra a través de una aguja insertada en una vena del cordón umbilical. Por lo general, se realizan más transfusiones hasta las 32 a 35 semanas de embarazo, cuando los médicos pueden recomendar que se adelante el parto. El ritmo exacto de las transfusiones depende de la gravedad de la anemia y la edad del feto.

Antes de la primera transfusión, las mujeres a menudo reciben corticoesteroides si el embarazo ha durado 23 o 24 semanas o más. Los corticoesteroides ayudan a que los pulmones del feto maduren y contribuyen a prevenir las complicaciones frecuentes que pueden afectar a un recién nacido prematuro.

El bebé puede necesitar transfusiones después del nacimiento. Algunas veces no se necesitan transfusiones hasta después del parto.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Introducción al aparato reproductor femenino
Video
Introducción al aparato reproductor femenino
Modelos 3D
Ver todo
Síndrome del ovario poliquístico
Modelo 3D
Síndrome del ovario poliquístico

REDES SOCIALES

ARRIBA