Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando
Datos clave

Introducción a la sangre

Por

The Manual's Editorial Staff

Última revisión completa abr. 2020
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los detalles completos
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

La sangre es el líquido rojo que circula por sus arterias y venas. Proporciona el oxígeno, el agua y los nutrientes que sus tejidos y órganos necesitan para sobrevivir. Usted tiene alrededor de 5 litros de sangre en su cuerpo. Su corazón bombea constantemente sangre por todo su cuerpo.

¿Qué hace la sangre?

La sangre es el servicio de entrega de su cuerpo. Su sangre:

  • Transporta oxígeno, agua y nutrientes a todos los tejidos de su cuerpo

  • Recoge los productos de desecho de sus tejidos y los entrega para ser eliminados

  • Transporta las células y las proteínas que ayudan a su cuerpo a defenderse de sustancias extrañas

Todas las células de su cuerpo necesitan oxígeno y agua para vivir. Sus células también necesitan nutrientes como azúcar, proteínas y grasas. Su sangre recoge oxígeno de sus pulmones y agua y nutrientes de su estómago e intestinos.

Sus células crean productos de desecho cuando procesan nutrientes. El oxígeno y los nutrientes se convierten en dióxido de carbono y en los productos químicos de desecho que forman parte de la orina. Su sangre transporta dióxido de carbono a los pulmones, donde se exhala. Los productos de desecho son transportados a sus riñones, donde se filtran a la orina desde la sangre. Su sangre transporta otros productos de desecho a su hígado para su posterior procesamiento y eliminación.

Su sistema inmunológico es el sistema de defensa de su cuerpo frente a invasores como los gérmenes y las células cancerosas. Su sangre transporta las células y proteínas especiales de su sistema inmunológico hasta donde se necesitan.

¿Qué hay en la sangre?

La sangre está compuesta por:

  • Líquido (plasma)

  • Glóbulos rojos (eritrocitos)

  • Glóbulos blancos (leucocitos)

  • Plaquetas

En la médula ósea, que se encuentra en el interior de los huesos, se producen constantemente glóbulos rojos y blancos, además de plaquetas.

Plasma

El plasma está compuesto principalmente por agua. El plasma también contiene importantes minerales y sales (electrólitos) y muchas proteínas útiles. Algunas de las proteínas contribuyen a la formación de coágulos de sangre. Otras proteínas atacan a los invasores, como los gérmenes.

Glóbulos rojos (eritrocitos)

Los glóbulos rojos contienen un material de color rojo llamado hemoglobina. Cuando la sangre circula a través de sus pulmones, la hemoglobina recoge oxígeno para llevarlo a sus tejidos. La hemoglobina también devuelve el dióxido de carbono a sus pulmones para que usted pueda exhalarlo.

Glóbulos blancos (leucocitos)

Los glóbulos blancos forman parte del sistema inmunológico de su cuerpo contra las infecciones y el cáncer. Los glóbulos blancos sanguíneos (leucocitos) viajan a través de su sangre para encontrar y combatir sustancias extrañas como gérmenes y células cancerosas. Una vez combaten una determinada sustancia, los glóbulos blancos generalmente la recuerdan para poder combatirla más rápido la próxima vez que aparece.

Plaquetas

Las plaquetas (trombocitos) son partículas diminutas, más pequeñas que los glóbulos rojos y blancos. Actúan junto con proteínas de su sangre para contribuir a la coagulación sanguínea de modo que usted pueda dejar de sangrar.

¿Qué problemas pueden aparecer en su sangre?

Los problemas sanguíneos frecuentes suelen consistir en:

  • Tener muy pocos glóbulos rojos o demasiados

  • Tener muy pocos glóbulos blancos o demasiados

  • Tener muy pocas plaquetas o demasiadas

Tener muy pocos glóbulos rojos (anemia) causa debilidad y cansancio porque los tejidos de su cuerpo no pueden recibir suficiente oxígeno. Tener demasiados glóbulos rojos puede causar un problema de salud llamado policitemia vera.

Tener muy pocos glóbulos blancos le hace más propenso a contraer una infección. Tener demasiados glóbulos blancos puede ser un signo de un tipo de cáncer de la sangre llamado leucemia.

Tener muy pocas plaquetas aumenta su riesgo de sangrado después de una lesión, una intervención quirúrgica o incluso sin ningún motivo. Tener demasiadas plaquetas dificulta la coagulación normal de su sangre. Esto último puede causar una coagulación excesiva o una coagulación insuficiente.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Coágulo sanguíneo: taponar las grietas
Video
Coágulo sanguíneo: taponar las grietas
El sangrado se produce cuando hay una grieta en un vaso sanguíneo. El control del sangrado...
Introducción a la sangre
Video
Introducción a la sangre

REDES SOCIALES

ARRIBA