Manual Msd

Please confirm that you are a health care professional

honeypot link

Kava (Piper methysticum)

Por

Laura Shane-McWhorter

, PharmD, University of Utah College of Pharmacy

Última modificación del contenido jul. 2020
Información: para pacientes

La kava proviene de la raíz de un arbusto (Piper methysticum) que crece en el Pacífico sur. Se ingiere como té o en forma de cápsulas. Se cree que los principios activos son kavalactonas.

Acciones

Firme evidencia científica respalda el uso de la kava como ansiolítico e inductor del sueño. Se desconoce el mecanismo, aunque algunas evidencias indican que la kava modula la vía gamma-aminobutírica (GABA). Algunas personas usan kava para el asma, los síntomas de la menopausia y las infecciones urinarias. La dosis es de 100 mg de extracto estandarizado 3 veces al día.

Evidencia

Una revisión Cochrane de 2003 evaluó 11 ensayos clínicos (total 645 participantes) para evaluar la eficacia y la seguridad del extracto de kava en los ensayos clínicos para el tratamiento de la ansiedad. El metaanálisis concluyó que el extracto de kava parece ser una opción eficaz para aliviar la ansiedad en comparación con el placebo (1). Este estudio también concluyó que el consumo de suplementos de kava para entre 1 y 24 semanas parecía seguro, pero sugirió la necesidad de estudiar la seguridad a largo plazo. No está claro cómo se estandarizaron los suplementos utilizados en el metaanálisis anterior. Una revisión más reciente evaluó 7 ensayos de kava en comparación con placebo para los síntomas de la ansiedad, 2 ensayos que lo comparó con ansiolíticos recetados y 2 ensayos para evaluar eventos adversos adicionales (2). En comparación con el placebo, kava tuvo una mayor probabilidad de respuesta en 3 de los 7 ensayos y una respuesta comparable a los fármacos contra la ansiedad prescritos. Los eventos adversos no difirieron entre los grupos, incluida la hepatotoxicidad.

Un ensayo controlado aleatorizado de 2013 comparó un extracto acuoso de kava con placebo para el trastorno de ansiedad generalizada. Después de 8 semanas, el 26% de los usuarios de kava experimentó remisión en comparación con el 6% de los que recibieron placebo. En el grupo que recibió kava, ciertos rasgos genéticos (polimorfismos del transportador GABA) se asociaron con la reducción de la ansiedad (3). Sin embargo, un ensayo controlado aleatorizado de 16 semanas de duración de 2020 (171 sujetos) evaluó la kava para el trastorno de ansiedad generalizada (4). Este estudio no encontró diferencias en la reducción de la ansiedad entre los grupos, con mayor porcentaje de remisión de la ansiedad en los grupos que recibieron placebo en la conclusión del estudio, y sin evidencias de asociación de polimorfismos genéticos con la reducción de la ansiedad. Cabe destacar que la elevación de las enzimas hepáticas fue más frecuente en el grupo que recibió kava, aunque esos individuos no cumplían con los criterios para la lesión hepática inducida por kava.

Efectos adversos

Aunque un ensayo clínico reciente no halló evidencias de toxicidad hepática (2-4), varios casos de toxicidad hepática (incluso con insuficiencia hepática) después del consumo de kava tanto en Europa como en Estados Unidos indujeron a la FDA a exigir un rótulo de advertencia en los productos (5). La hepatotoxicidad puede estar relacionada con los métodos de preparación o con el uso de materia prima de mala calidad contaminada con moho que contiene hepatotoxinas (6). La seguridad se controla en forma continua.

Cuando la kava se prepara de modo tradicional (como té) y se utiliza en dosis altas (> 6 a 12 g/día de raíz seca) o por períodos prolongados (hasta 6 semanas), pueden aparecer exantemas cutáneos descamativos (dermopatía por kava), alteraciones sanguíneas (p. ej., macrocitosis, leucopenia) y alteraciones neurológicas (p. ej., tortícolis, crisis oculógiras, empeoramiento de la enfermedad de Parkinson, trastornos del movimiento).

Interacciones medicamentosas

Kava puede prolongar el efecto de otros sedantes (p. ej., barbitúricos, benzodiazepinas), lo que podría afectar la conducción de vehículos u otras actividades que requieran un estado de alerta.

Referencias del kava

  • Pittler MH, Ernst E: Kava extract for treating anxiety. Cochrane Database Syst Rev (1):CD003383, 2003. doi: 10.1002/14651858.CD003383.

  • Smith K, Leiras C: The effectiveness and safety of kava kava for treating anxiety symptoms: a systematic review and analysis of randomized clinical trials. Complement Ther Clin Pract 33:107-117, 2018. doi: 10.1016/j.ctcp.2018.09.003. 

  • Sarris J, Stough C, Bousman CA, et al: Kava in the treatment of generalized anxiety disorder: a double-blind, randomized placebo-controlled study. J Clin Psychopharmacol 33(5):643-648, 2013. doi: 10.1097/JCP.0b013e318291be67.

  • Sarris J, Byrne GJ, Bousman CA, et al: Kava for generalised anxiety disorder: a 16-week double-blind, randomised, placebo-controlled study. Aust N Z J Psychiatry 54(3):288-297, 2020. doi: 10.1177/0004867419891246.

  • NIH LiverTox: Kava Kava Drug Reference. Acceso 20/8/2018.

  • Teschke R, Sarris J, Schweitzer I: Kava hepatotoxicity in traditional and modern use: the presumed Pacific kava paradox hypothesis revisited. Br J Clin Pharmacol 73(2):170-174, 2012. doi: 10.1111/j.1365-2125.2011.04070.x.

Más información

El siguiente es un recurso en inglés que puede ser útil. Tenga en cuenta que el MANUAL no es responsable por el contenido de este recurso.

Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Obtenga los

También de interés

¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS
¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS
¡Descargue la aplicación  de los Manuales MSD! ANDROID iOS
ARRIBA