Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Mucopolisacaridosis

Por

Matt Demczko

, MD, Sidney Kimmel Medical College of Thomas Jefferson University

Última revisión completa abr. 2020
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

Las mucopolisacaridosis son un tipo de enfermedades de depósito lisosomal en las que las moléculas complejas de azúcar no se degradan normalmente y se acumulan en cantidades perjudiciales en los tejidos del organismo. El resultado es una apariencia facial característica y anomalías en los huesos, los ojos, el hígado y el bazo, a veces acompañadas de retraso mental. Las mucopolisacaridosis ocurren cuando los progenitores transmiten el gen defectuoso que causa estos trastornos a sus hijos.

  • Las mucopolisacaridosis se producen cuando el organismo carece de las enzimas necesarias para descomponer y almacenar moléculas complejas de azúcar.

  • De forma característica, los síntomas incluyen estatura baja, hirsutismo, rigidez en las articulaciones de los dedos de la mano y rasgos toscos de la cara.

  • El diagnóstico se basa en los síntomas, la exploración clínica y los análisis de sangre.

  • Aunque es posible que la esperanza de vida sea normal, algunos tipos de multipolisacaridosis causan muerte prematura.

  • El tratamiento puede incluir tratamiento de restitución enzimática (de por vida) y, a veces, un trasplante de médula ósea.

Existen diferentes tipos de trastornos hereditarios. En muchos trastornos metabólicos hereditarios, ambos progenitores del niño afectado portan una copia del gen anómalo. Debido a que, normalmente, son necesarias dos copias del gen anómalo para que se produzca el trastorno, por lo general ninguno de los progenitores lo sufre. Algunos trastornos metabólicos hereditarios están ligados al cromosoma X, lo que significa que una sola copia del gen anormal puede causar el trastorno en los niños varones. (Véase también Introducción a los trastornos metabólicos hereditarios.)

Las moléculas complejas de azúcar llamadas mucopolisacáridos (glucosaminoglicanos) son partes esenciales de varios tejidos del cuerpo. En las mucopolisacaridosis, el organismo carece de las enzimas necesarias para descomponer (metabolizar) y almacenar los mucopolisacáridos. Como resultado, el exceso de mucopolisacáridos pasa a la sangre y se deposita en lugares anómalos del cuerpo.

Tipos de mucopolisacaridosis

Existen muchos tipos de mucopolisacaridosis dependiendo de qué enzima específica falta. Los tipos se clasifican mediante números romanos y a veces también se les da un nombre específico (por ejemplo, síndrome de Hurler y síndrome de Hunter).

Síntomas

Los diferentes tipos de mucopolisacaridosis presentan síntomas ligeramente distintos pero, en general, durante la lactancia y la infancia, son evidentes la baja estatura, el aumento del vello corporal y el desarrollo anómalo. La cara puede parecer hosca con una cabeza grande, frente prominente, nariz corta y labios y lengua grandes. Algunos tipos de mucopolisacaridosis causan discapacidad intelectual, que puede empeorar a lo largo de los años. En algunos tipos, se produce un deterioro visual o auditivo. Las arterias o las válvulas cardíacas pueden verse afectadas. Las articulaciones de los dedos de las manos suelen ser rígidas.

Tabla
icon

Tipos de mucopolisacaridosis

Nombre de la enfermedad

Comentarios

Síndrome de Hurler (MPS IH)

Síndrome de Scheie (MPS IS)

Síndrome de Hurler-Scheie (MPS IH/S)

Comienzo de la enfermedad: en el síndrome de Hurler, durante el primer año de vida

En el síndrome de Scheie, después de los 5 años de edad

En el síndrome de Hurler-Scheie, a los 3-8 años de edad

Algunos síntomas: opacidad corneal, articulaciones rígidas, rasgos faciales duros, pelo áspero, lengua grande, discapacidad intelectual, cardiopatía, discapacidad auditiva y visual, hernia inguinal y umbilical, apnea del sueño, líquido en el encéfalo

Tratamiento: alivio de los síntomas

Terapia de sustitución con laronidasa

Trasplante de células madre o trasplante de médula ósea

Síndrome de Hunter (MPS II)

Comienzo de la enfermedad: entre 2 y 4 años de edad

Algunos síntomas: similares a los del síndrome de Hurler pero más leves y sin opacidad corneal

En la forma leve, inteligencia normal

En la forma grave, empeoramiento de la discapacidad intelectual y física, muerte antes de los 15 años de edad

Tratamiento: alivio de los síntomas

Reemplazo de la enzima con idursulfasa

Trasplante de células madre o trasplante de médula ósea

Síndrome de Sanfilippo (MPS III)*

Comienzo de la enfermedad: entre 2-6 años de edad

Algunos síntomas: similares a los del síndrome de Hurler pero con discapacidad intelectual grave

Tratamiento: alivio de los síntomas

Síndrome de Morquio (MPS IV)†

Comienzo de la enfermedad: entre 1-4 años de edad

Algunos síntomas: similares a los del síndrome de Hurler pero con alteraciones óseas graves que incluyen huesos subdesarrollados en la parte superior de la columna vertebral; posiblemente, inteligencia normal

Tratamiento: alivio de los síntomas

Para el tipo IV-A, reemplazo de la enzima con elosulfasa alfa

Síndrome de Maroteaux-Lamy (MPS VI)

Comienzo de la enfermedad: es variable, pero puede ser similar al del síndrome de Hurler

Algunos síntomas: Similares a los del síndrome de Hurler pero con inteligencia normal

Tratamiento: alivio de los síntomas

Reemplazo de la enzima por galsulfasa

Síndrome de Sly (MPS VII)

Comienzo de la enfermedad: entre 1-4 años de edad

Algunos síntomas: Similares a los del síndrome de Hurler pero con mayor variabilidad y gravedad

Tratamiento: alivio de los síntomas

Trasplante de células madre o trasplante de médula ósea

Carencia de hialuronidasa (MPS IX)

Comienzo de la enfermedad: a los 6 meses de edad

Algunos síntomas: tumores en los tejidos blandos que rodean las articulaciones, rasgos malformados, baja estatura, inteligencia normal

Tratamiento: no establecido

* Esta mucopolisacaridosis también incluye los tipos IIIA, IIIB, IIIC y IIID.

†Esta mucopolisacaridosis también incluye los tipos IV-A y IV-B.

Diagnóstico

  • Pruebas de cribado prenatal

  • Basado en los síntomas y en una exploración

  • Radiografías óseas

  • A veces, pruebas de diagnóstico por la imagen u otros análisis de sangre

Antes del nacimiento, las mucopolisacaridosis se pueden diagnosticar mediante las pruebas de cribado prenatales amniocentesis o biopsia de vellosidades coriónicas.

Después del nacimiento, el médico suele basar el diagnóstico de mucopolisacaridosis en los síntomas y en la exploración clínica. También sugiere el diagnóstico la presencia de una mucopolisacaridosis en otros miembros de la familia. Los análisis de orina son útiles, pero a veces son poco precisos. El examen radiográfico puede mostrar anomalías óseas características. Las mucopolisacaridosis también se diagnostican mediante el análisis de las células sanguíneas. Las pruebas genéticas, que se usan para determinar si una pareja corre un mayor riesgo de tener un bebé con un trastorno genético hereditario, están disponibles.

Según los síntomas, se llevan a cabo otras pruebas. Por ejemplo, los niños con problemas cardíacos pueden someterse a la prueba de imagen denominada ecocardiografía y los niños con problemas de audición pueden someterse a una audiometría.

Pronóstico

El pronóstico depende del tipo de mucopolisacaridosis. Es posible una esperanza de vida normal. Algunas formas de la enfermedad, generalmente las que afectan el corazón, puede causan muerte prematura.

Tratamiento

  • Terapia de sustitución enzimática

  • Algunas veces, trasplante de médula ósea o de células madre

El tratamiento de restitución enzimática de por vida se usa para tratar algunas mucopolisacaridosis y puede evitar que los trastornos empeoren y revertir algunas de las complicaciones.

El trasplante de médula ósea o el trasplante de células madre es beneficioso en algunos casos. Sin embargo, estos procedimientos pueden derivar en muerte o en discapacidad, por tanto estos tratamientos siguen siendo de algún modo controvertidos.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Introducción al riñón de herradura
Video
Introducción al riñón de herradura
Modelos 3D
Ver todo
Fibrosis quística en los pulmones
Modelo 3D
Fibrosis quística en los pulmones

REDES SOCIALES

ARRIBA