Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Hipertiroidismo en el recién nacido

(Enfermedad de Graves en el recién nacido; enfermedad neonatal de Graves)

Por

Andrew Calabria

, MD, Perelman School of Medicine at The University of Pennsylvania

Última revisión completa feb. 2019
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

El hipertiroidismo aumenta la producción de la hormona tiroidea.

  • El hipertiroidismo en el recién nacido suele tener su origen en una enfermedad de Graves de la madre.

  • Los síntomas consisten en irritabilidad, frecuencia cardíaca elevada, ojos abultados y aumento de peso tardío.

  • El diagnóstico se basa en pruebas de función tiroidea.

  • Este trastorno puede ser potencialmente mortal si no se trata.

  • El tratamiento generalmente incluye fármacos antitiroideos y betabloqueantes.

La glándula tiroidea secreta la hormona tiroidea. La hormona tiroidea controla la velocidad del metabolismo del cuerpo, e incluye la velocidad del latido cardíaco y la regulación de la temperatura corporal. Si el tiroides produce demasiada hormona tiroidea, estas funciones se aceleran.

El hipertiroidismo, o enfermedad de Graves en el recién nacido (enfermedad de Graves neonatal), es poco frecuente en los recién nacidos, pero es potencialmente mortal si no se reconoce y se trata por parte de un médico especializado en trastornos de las glándulas endocrinas en niños (endocrinólogo pediátrico). Este trastorno por lo general se produce si la madre sufre la enfermedad de Graves durante el embarazo o ha recibido tratamiento por esta razón antes del embarazo. En la enfermedad de Graves, el cuerpo de la madre produce anticuerpos que estimulan la glándula tiroidea a producir una cantidad aumentada de hormona tiroidea. Estos anticuerpos atraviesan la placenta y hacen que la glándula tiroidea del feto produzca demasiada hormona tiroidea, lo que puede dar lugar a la muerte del feto o a un nacimiento prematuro. Dado que los recién nacidos dejan de estar expuestos a los anticuerpos de la madre después del nacimiento, la enfermedad de Graves en el recién nacido suele ser temporal, pero puede reanudarse.

Síntomas

Un recién nacido afectado tiene unas funciones corporales aumentadas, como una frecuencia cardíaca y respiratoria rápidas, irritabilidad y apetito excesivo con poco aumento de peso. Otros síntomas incluyen retraso del desarrollo, vómitos y diarrea. El recién nacido, como la madre, puede tener los ojos saltones (exoftalmos). Si el tamaño de la glándula tiroidea del recién nacido es mayor de lo normal (bocio congénito), la glándula presiona la tráquea e interfiere a veces con la respiración en el nacimiento. Un ritmo cardíaco muy rápido puede ocasionar insuficiencia cardíaca. El hipertiroidismo no tratado puede dar lugar al cierre prematuro de los huesos del cráneo (craneosinostosis), discapacidad intelectual, fallo de medro, baja estatura e hiperactividad más tarde en la infancia.

Diagnóstico

  • Pruebas de cribado del recién nacido

  • Pruebas de función tiroidea

  • A veces, pruebas de diagnóstico por la imagen

Los resultados del análisis de sangre de cribado sistemático realizado en el hospital después del nacimiento para evaluar la funcionalidad tiroidea, que se realiza principalmente para detectar hipotiroidismo, pueden revelar hipertiroidismo.

Los médicos sospechan hipertiroidismo si la madre del recién nacido sufre enfermedad de Graves y si el recién nacido presenta síntomas característicos.

Luego los médicos confirman el diagnóstico mediante análisis de sangre denominados pruebas de funcionalidad tiroidea que sirven para detectar concentraciones elevadas de hormona tiroidea y de anticuerpos maternos estimulantes del tiroides en la sangre del recién nacido.

Una vez establecido el diagnóstico de hipertiroidismo en el recién nacido, los médicos pueden realizar pruebas de imágenes para determinar el tamaño y la ubicación de la glándula tiroidea.

Tratamiento

  • Fármacos antitiroideos

  • Betabloqueantes

Los recién nacidos con hipertiroidismo reciben tratamiento con fármacos antitiroideos, que ralentizan la producción de hormona tiroidea por parte de la glándula tiroidea (como metimazol). También se les administra betabloqueantes, que disminuyen la frecuencia cardíaca (como el propranolol). Esto medicamento se suspende tan pronto como los anticuerpos que atraviesan la placenta procedentes de la madre han desaparecido del torrente sanguíneo del bebé.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Introducción al riñón de herradura
Video
Introducción al riñón de herradura
Modelos 3D
Ver todo
Fibrosis quística en los pulmones
Modelo 3D
Fibrosis quística en los pulmones

REDES SOCIALES

ARRIBA