Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Íleo meconial

Por

William J. Cochran

, MD, Geisinger Clinic

Última revisión completa may. 2020
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

El íleo meconial es el bloqueo del intestino delgado de un recién nacido causado por un contenido intestinal (meconio) excesivamente espeso, por lo general como resultado de la fibrosis quística.

  • El íleo meconial generalmente es consecuencia de una fibrosis quística.

  • Habitualmente, los recién nacidos vomitan, presentan un abdomen agrandado y no hacen deposiciones durante los primeros días de vida.

  • El diagnóstico se basa en los síntomas y en los resultados de la radiografía.

  • La obstrucción se trata con enemas y/o cirugía.

El meconio, una sustancia de color verde oscuro, es la primera deposición de un recién nacido. Los recién nacidos expulsan meconio casi siempre durante las primeras 24 horas de vida. Si el meconio es anormalmente espeso o alquitranado, puede obstruir la última parte del intestino delgado, llamada íleo. Esta obstrucción se denomina íleo meconial. Por encima de la obstrucción, el intestino delgado se agranda (se dilata), dando lugar a hinchazón abdominal (distensión). Por debajo de la obstrucción, el intestino grueso (colon) es estrecho (llamado microcolon) porque no pasa nada a través de él.

Causas

En la mayoría de los casos, el íleo meconial es un signo temprano de fibrosis quística. La fibrosis quística hace que las secreciones intestinales sean anormalmente espesas y pegajosas, de modo que se adhieren a la mucosa intestinal y causan una obstrucción del intestino delgado. Estas secreciones extremadamente pegajosas son la primera indicación de enfermedad en el 10 al 20% de los niños con fibrosis quística. Los recién nacidos con íleo meconial casi siempre desarrollan más adelante otros síntomas de fibrosis quística. El síndrome del tapón de meconio es similar al íleo meconial, excepto en que es el intestino grueso el que está obstruido por el meconio.

Complicaciones del íleo meconial

El íleo meconial se complica a veces por una

  • Perforación del intestino delgado

  • Torsión del intestino sobre sí mismo

El intestino delgado puede perforarse porque está muy distendido o porque el intestino delgado dilatado se ha retorcido (vólvulo), lo que bloquea el suministro de sangre al intestino. La perforación es una afección peligrosa que causa fugas de meconio en el interior de la cavidad abdominal. Si la perforación ocurre antes del nacimiento, la parte afectada del intestino delgado puede estar encogida y estrechada (atresia intestinal), lo que puede requerir cirugía después del nacimiento. Si la perforación ocurre después del nacimiento, la fuga de meconio causa inflamación e infección (peritonitis), lo que puede conducir a shock (choque) y muerte.

Síntomas

Después del nacimiento, los recién nacidos suelen expulsar el meconio en las primeras 12 a 24 horas de vida. Sin embargo, los recién nacidos con íleo meconial no evacuan meconio dentro de este periodo de tiempo y también presentan síntomas de obstrucción intestinal, incluyendo vómitos e hinchazón abdominal. Los médicos pueden palpar lazos agrandados del intestino delgado a través de la pared abdominal.

Diagnóstico

  • Antes del nacimiento, pruebas de diagnóstico por la imagen prenatales

  • Después del nacimiento, síntomas de obstrucción intestinal

  • Radiografías abdominales

  • Enema de contraste

Si el médico hace una ecografía, a veces puede ver signos de que el intestino del feto está obstruido.

Sin embargo, los médicos suelen sospechar por primera vez el diagnóstico después del nacimiento, cuando el recién nacido presenta síntomas de obstrucción intestinal. Se sospecha firmemente el íleo meconial si el recién nacido tiene antecedentes familiares de fibrosis quística o si las pruebas de cribado del recién nacido son positivas para la fibrosis quística. Si el médico sospecha íleo meconial, indica una radiografía abdominal, que muestra lazos agrandados del intestino delgado. A veces también se realizan radiografías después de administrar un enema usando una sustancia líquida que es visible en las radiografías (agente de contraste radiopaco). El enema muestra que el colon es más estrecho de lo normal (llamado microcolon) y que hay una obstrucción cerca del final del intestino delgado.

Los recién nacidos con diagnóstico de íleo meconial se someten a una prueba de fibrosis quística.

Tratamiento

  • Enema con Nacetilcisteína

  • En ciertas ocasiones, intervención quirúrgica

Los bebés que tienen un intestino perforado o retorcido necesitan cirugía inmediata.

Si no hay perforación o torsión, los médicos tratan de eliminar la obstrucción de meconio mediante un enema. El enema contiene N-acetilcisteína, que descompone y ablanda el meconio espeso para permitir que pase a través del intestino y fuera del recto. Si el enema no elimina la obstrucción, los médicos intervienen quirúrgicamente para seccionar el intestino y eliminar el meconio. Por lo general, sacan los extremos abiertos del intestino a través de la pared del abdomen (ileostomía). Aplican más enemas a través de los extremos abiertos del intestino hasta que el meconio se elimina por completo. Más tarde, los médicos practican otra intervención para unir de nuevo los extremos del intestino.

Una vez eliminada la obstrucción, las heces comienzan a pasar a través del área y el colon estrechado se acaba ensanchando hasta su diámetro normal.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Introducción al riñón de herradura
Video
Introducción al riñón de herradura
Modelos 3D
Ver todo
Resfriado común
Modelo 3D
Resfriado común

REDES SOCIALES

ARRIBA