Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Defectos en la pared abdominal (onfalocele y gastrosquisis)

Por

William J. Cochran

, MD, Geisinger Clinic

Última revisión completa ago 2019
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales

En los defectos de la pared abdominal, los músculos que rodean la cavidad abdominal se debilitan o presentan orificios, permitiendo la salida de los intestinos a través de los mismos.

Los dos defectos principales de la pared abdominal son el onfalocele y la gastrosquisis.

Onfalocele

El onfalocele es producido por una abertura (defecto) en el centro de la pared abdominal a la altura del ombligo. Falta de piel, músculo y tejido fibroso. Los intestinos sobresalen (se hernian) a través de la abertura y están recubiertos por un fino saco. El cordón umbilical está en el centro del defecto.

El onfalocele se produce habitualmente junto con otros defectos congénitos (como defectos cardíacos y defectos renales) y con síndromes genéticos específicos (como el síndrome de Down, la trisomía 18 y la trisomía 13).

Gastrosquisis

La gastrosquisis es también una abertura anormal de la pared abdominal. En la gastrosquisis, la abertura está cerca del ombligo (generalmente a la derecha) pero no directamente sobre él, como en el onfalocele. Al igual que en el onfalocele, la abertura permite que los intestinos protruyan (sobresalgan), pero, a diferencia de éste, los intestinos no están recubiertos por un saco fino.

Antes del nacimiento, la exposición al líquido amniótico puede dañar los intestinos produciendo una inflamación, ya que no están recubiertos por un saco. La inflamación irrita el intestino, lo que puede dar lugar a complicaciones tales como problemas en los movimientos del sistema digestivo, tejido cicatricial y obstrucción intestinal.

Diagnóstico

  • Análisis de sangre

  • Por lo general, ecografía prenatal

Los médicos pueden sospechar gastrosquisis si la concentración de fetoproteína alfa (una proteína producida por el feto) en la sangre de la madre es anormalmente elevada durante el embarazo.

Tanto el onfalocele como la gastrosquisis se diagnostican habitualmente antes del nacimiento mediante una ecografía prenatal rutinaria. Si no, los defectos se evidencian tan pronto como se produce el nacimiento del bebé.

Tratamiento

  • Cirugía

Una vez nace el bebé, los intestinos expuestos se cubren con un apósito estéril y el bebé recibe líquidos y antibióticos por vena. Se introduce una sonda larga y fina a través de la nariz hasta alcanzar el estómago o el intestino (sonda nasogástrica) para drenar el líquido digestivo que se acumula en el estómago.

Se requiere cirugía para recolocar los intestinos en el abdomen y cerrar la abertura. Sin embargo, la piel de la pared abdominal a menudo debe estirarse antes de la cirugía para que haya suficiente tejido para cubrir la abertura. Los defectos grandes a veces también requieren colgajos de piel. Si sobresale una gran cantidad de intestino, se puede envolver en una cubierta protectora (llamada silo) y trasladarlo poco a poco de nuevo al abdomen a lo largo de varios días o semanas. Cuando todos los intestinos están de vuelta en el abdomen, la abertura se cierra quirúrgicamente.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Síndrome de aspiración meconial
Video
Síndrome de aspiración meconial
Durante el embarazo, el tubo digestivo del feto está recubierto por un material fecal de color...
Modelos 3D
Ver todo
Cifosis
Modelo 3D
Cifosis

REDES SOCIALES

ARRIBA