Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cambios en la estructura de la familia

Cambios en la estructura de la familia

Aunque la mayoría de la gente tiene la imagen de una familia tradicional como un matrimonio entre un hombre y una mujer que tienen hijos biológicos, ya hace muchos años que existen otras. Por ejemplo, una familia puede estar constituida por un único progenitor, una pareja homosexual o incluso adultos sin parentesco que viven y crían a sus hijos juntos.

Los divorcios obligan a muchos niños a pertenecer a familias monoparentales o a familias creadas por adultos que conviven o que se vuelven a casar. Alrededor del 33% de los niños nacen de madres solteras, y alrededor del 10% de los niños nacen de madres adolescentes solteras. Muchos niños son criados por abuelos u otros familiares. Más de 1 millón de niños viven con padres adoptivos (véase Adopción).

Incluso las familias tradicionales han cambiado. A menudo, ambos progenitores trabajan fuera de casa, lo que implica que hay muchos niños que necesitan recibir los cuidados habituales fuera del contexto familiar (véase Cuidado de los niños). Debido a las obligaciones profesionales y académicas, muchas parejas posponen tener un hijo hasta la treintena e incluso pasados los 40 años de edad. El cambio de las expectativas culturales ha dado lugar a un incremento del tiempo que los progenitores masculinos dedican al cuidado de los hijos.

En todas las familias se presentan conflictos, pero las familias sanas son lo suficientemente fuertes como para resolverlos o salir adelante a pesar de ellos. Cualquiera que sea su composición, las familias sanas proporcionan a los niños una sensación de pertenencia y responden a sus necesidades físicas, emocionales, espirituales y de desarrollo. Los miembros de familias sanas expresan emociones y medidas de apoyo entre ellos de forma consistente dentro de sus propias tradiciones culturales y familiares.