Manual Msd

Please confirm that you are not located inside the Russian Federation

Cargando

Infecciones por trematodos en el hígado

Por

Richard D. Pearson

, MD, University of Virginia School of Medicine

Última revisión completa mar 2019
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Recursos de temas

Ciertas especies de trematodos causan infecciones hepáticas.

  • Las personas se infectan cuando ingieren quistes que contienen larvas de trematodos al comer pescados de agua dulce crudos, poco cocidos, secos, salados o conservados en vinagre, o bien al comer berros contaminados.

  • Según la especie infectante y la intensidad de la infección, las personas afectadas pueden tener fiebre, escalofríos, malestar o dolor abdominal, ictericia, picor, diarrea y pérdida de peso.

  • Los médicos diagnostican la infección cuando visualizan los huevos en las heces o en los contenidos intestinales de la persona afectada.

  • Dependiendo del tipo de trematodo, los fármacos como el praziquantel, el albendazol o el triclabendazol pueden eliminarlos.

Los trematodos son platelmintos parásitos. Existen muchas especies de trematodos. Especies diferentes tienden a infectar diferentes zonas del cuerpo. Las infecciones por trematodos hepáticas se producen en Europa, África, Asia oriental y América del sur, pero son raras en los Estados Unidos. (Véase también Introducción a las infecciones parasitarias.)

Los trematodos que causan infecciones hepáticas son

  • Clonorchis sinensis (trematodo hepático chino u oriental), que provoca opistorquiasis (clonorquiasis o clonorquiosis)

  • Opisthorchis viverrini (trematodo hepático del sudeste asiático) y O. felineus (trematodo hepático del gato), que causan una infección que se asemeja a la opistorquiasis (clonorquiasis o clonorquiosis)

  • Fasciola hepática (el trematodo hepático común o trematodo hepático ovino), que causa fasciolosis e infecta de forma característica a las ovejas y al ganado

El ciclo de vida de los trematodos es complejo. Las personas pueden contraer infecciones hepáticas por trematodos cuando ingieren quistes que contienen trematodos inmaduros (larvas) de los tipos siguientes:

  • Clonorchis sinensis y Opisthorchis en pescados de agua dulce crudos, poco cocidos, secos, salados o encurtidos

  • Fasciola hepatica o Fasciola gigantica en berros u otras plantas acuáticas contaminadas con estiércol de oveja o ganado que contiene quistes de trematodos

Una vez ingeridos los quistes de Clonorchis sinensis y de Opisthorchis, las larvas abandonan dichos quistes en los intestinos y ascienden por estos hasta entrar en la vía biliar (el conducto que transporta la bilis desde el hígado y la vesícula biliar al intestino). Luego ascienden por la vía biliar hasta el hígado o, a veces, hasta la vesícula biliar. Allí, se conviertan en adultos y producen huevos. Los adultos pueden vivir de 20 a 30 años si no se recibe tratamiento. Los huevos pasan a las heces y son ingeridos por los caracoles. Los caracoles infectados liberan fasciolas inmaduras que pueden nadar (llamadas cercarias). Las cercarias liberadas por los caracoles infectados forman quistes en varios peces de agua dulce.

Una vez ingeridos, los quistes de Fasciola hepática o Fasciola gigantica llegan al intestino y liberan larvas inmaduras. Las larvas se desplazan a través de la pared del intestino hasta la cavidad abdominal y el hígado, y luego a las vías biliares. Allí, se convierten en trematodos adultos, que producen huevos. Los huevos se excretan en las heces. En el agua, los huevos liberan larvas, que penetran en los caracoles. Los caracoles infectados liberan trematodos inmaduros (cercarias), que forman quistes en berros y otras plantas acuáticas.

Síntomas

Al principio, los trematodos hepáticos pueden no causar síntomas o, según el tipo y la gravedad de la infección, pueden causar fiebre, escalofríos, dolor abdominal, agrandamiento del hígado, náuseas, vómitos y urticaria. Estos síntomas están causados con mayor probabilidad por los trematodos Fasciola

Con el tiempo, si los trematodos adultos obstruyen la vía biliar hacia dentro o hacia fuera del hígado, la persona afectada puede desarrollar coloración amarillenta de la piel y la esclerótica de los ojos (ictericia), prurito, diarrea y pérdida de peso. A veces los trematodos dañan el hígado, provocando cicatrización (fibrosis). Otras complicaciones incluyen infecciones bacterianas de las vías biliares, cálculos biliares y pancreatitis.

Algunas veces, los trematodos hepáticos infectan la pared intestinal, los pulmones, la piel o la garganta.

Años más tarde, las personas infectadas pueden desarrollar cáncer de las vías biliares (colangiocarcinoma). Este cáncer ha ocurrido en veteranos de Vietnam, que pueden haber comido pescados de agua dulce crudos o poco cocidos que llevaban trematodos hepáticos mientras servían en el sudeste asiático. La contribución de la infección hepática por trematodos en la aparición de cáncer en veteranos de la guerra de Vietnam sigue siendo objeto de estudio.

Diagnóstico

  • Análisis de una muestra de heces

  • Pruebas de diagnóstico por la imagen del hígado

  • Análisis de sangre para detectar anticuerpos

Los médicos diagnostican infecciones por Clonorchis, Opisthorchis o Fasciola cuando visualizan huevos de los trematodos en las heces o en el contenido intestinal de la persona infectada. Sin embargo, encontrar huevos en las heces puede ser difícil.

En las primeras etapas de infección por Fasciola hepática se pueden hacer análisis de sangre para detectar anticuerpos contra los trematodos. Los anticuerpos se pueden detectar en la sangre semanas antes de que haya huevos en las heces. (Los anticuerpos son proteínas producidas por el sistema inmunitario para ayudar a defender al cuerpo de un ataque, incluyendo un ataque parasitario. También se realizan pruebas para medir los niveles de eosinófilos (un tipo de glóbulo blanco) en la sangre. Las personas con una infección por trematodos pueden experimentar un aumento del número de eosinófilos.

Para detectar daños en el hígado y en las vías biliares se pueden realizar pruebas de diagnóstico por la imagen del hígado, como ecografía, tomografía computarizada (TC), resonancia magnética nuclear (RMN), colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE), o colangiografía. En algunos casos, los médicos observan trematodos adultos en las vías biliares cuando examinan el interior del tubo digestivo con una sonda de visualización (endoscopio) que se inserta a través de la boca.

Prevención

Cocinar completamente los pescados de agua dulce de las áreas donde ocurren las infecciones por Clonorchis y Opisthorchis ayuda a prevenir infecciones por trematodos hepáticos. Los pescados de agua dulce crudos, secos, salados o encurtidos procedentes de estas zonas no deben comerse. El berro crudo y otras plantas acuáticas no se deben comer en áreas donde las ovejas o el ganado vacuno pueden estar infectados por Fasciola.

Tratamiento

  • Un fármaco que elimina los trematodos del cuerpo (un antihelmíntico)

  • Algunas veces, cirugía para las obstrucciones en las vías biliares

Las infecciones hepáticas por trematodos se tratan con un fármaco que los elimina del cuerpo. Estos medicamentos son

  • Praziquantel o albendazol para la opistorquiasis (clonorquiasis o clonorquiosis)

  • Triclabendazol para la fascioliasis

  • Posiblemente nitazoxanida para la fascioliasis

Si los trematodos obstruyen las vías biliares, puede ser necesaria la cirugía.

NOTA: Esta es la versión para el público general. MÉDICOS: Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Hacer clic aquí para la versión para profesionales
Obtenga los

También de interés

Videos

Ver todo
Introducción a la enfermedad de Lyme
Video
Introducción a la enfermedad de Lyme
Modelos 3D
Ver todo
Varicela
Modelo 3D
Varicela

REDES SOCIALES

ARRIBA