Manual Msd

Please confirm that you are a health care professional

Cargando

Introducción a los trastornos del oído interno

Por

Lawrence R. Lustig

, MD, Columbia University Medical Center and New York Presbyterian Hospital

Última modificación del contenido oct. 2018
Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.
Recursos de temas

El oído interno está en el área petrosa del hueso temporal. Dentro del hueso está el laberinto óseo, que encierra el laberinto membranoso. El laberinto óseo incluye el sistema vestibular (formado por los conductos semicirculares y el vestíbulo) y la cóclea.

El sistema vestibular responsable del equilibrio y la postura consta del sáculo, el utrículo y los canales semicirculares. El sáculo y el utrículo contienen células que detectan el movimiento de la cabeza en línea recta (detección de la aceleración) o hacia arriba y hacia abajo (perciben la gravedad). Los 3 conductos semicirculares registran la rotación angular de la cabeza. Según la dirección en que se mueva la cabeza, el movimiento del líquido será mayor en uno de los 3 canales que en los otros. Las células ciliadas en los conductos responden al movimiento del líquido e inician los impulsos nerviosos para que el cerebro pueda adoptar las medidas apropiadas para mantener el equilibrio.

La cóclea, responsable de la audición, está llena de líquido. Dentro de la cóclea está el órgano de Corti, que contiene alrededor de 30.000 células ciliadas. Los cilios de las células ciliadas se extienden en el líquido y quedan inmersos en una membrana gelatinosa. Las vibraciones del sonido se transmiten desde los huesecillos, a través del oído medio y la ventana oval, hacia el oído interno, donde hacen vibrar al líquido y los cilios. Estas vibraciones se transforman en una señal eléctrica que se envía al cerebro. Existen muchos factores ambientales que pueden dañar las células dentro del oído interno y causar pérdida de audición. Una de las más importantes es la exposición al ruido fuerte. A pesar del efecto protector del reflejo acústico que tensa los huesecillos del oído medio para amortiguar los sonidos fuertes, el ruido puede dañar y destruir permanentemente las células ciliadas. La exposición continua al ruido fuerte causa daño progresivo, lo que eventualmente resulta en pérdida de la audición y a veces en acúfenos.

Los trastornos del oído interno incluyen

En el interior del oído

En el interior del oído
Información: para pacientes
NOTA: Esta es la versión para profesionales. PÚBLICO GENERAL: Hacer clic aquí para obtener la versión para público general.

También de interés

Videos

Ver todo
Implantes cocleares
Video
Implantes cocleares
Cuando las ondas sonoras llegan al oído, son recogidas por el oído externo en forma de embudo...
Modelos 3D
Ver todo
Reparos anatómicos laríngeos
Modelo 3D
Reparos anatómicos laríngeos

REDES SOCIALES

ARRIBA